Archivo de la etiqueta: La Tercera

Columna ► Política exterior: conversación pendiente

*Esta columna fue publicada en mi espacio “Caleidoscopio”, de Voces de La Tercera (Chile).

Screen Shot 2015-04-16 at 02.13.55Desde el comienzo del año el país ha debatido intensamente sobre política exterior. Se trata de un tema no discutido cotidianamente en la arena pública: basta recordar que estuvo ausente en los foros de los candidatos a la Presidencia de la República. Sólo grandes eventos -como ha sido el fallo de una Corte internacional que concierne al país- marcan la excepción a esta regla.

Sigue leyendo

Columna ► Después de La Haya: abramos la caja negra

*Este análisis apareció a página completa en la edición dominical de La Tercera. La versión pdf puede leerse aquí. La versión para la edición online fue reproducida acá.

© Rafael Edwards para La Tercera

PASADOS algunos días desde que la Corte Internacional de Justicia anunciara su decisión en el diferendo sobre límite marítimo con Perú, es el momento para hacer un balance de los alcances de este proceso judicial.

El resultado de la desinformación en Chile acerca de conceptos básicos de derecho internacional, y en particular la sólida trayectoria de la Corte en la solución de controversias jurídicas entre estados, fue que a nivel masivo se instaló la percepción de que este alto tribunal falla, por definición, “salomónicamente”; es decir, repartiendo en mitades lo disputado. Una apreciación que probablemente no haríamos respecto de una corte nacional si ésta concediera en un juicio cualquiera algo de razón a cada una de las partes.

Sigue leyendo

Columna ► Antes de La Haya: calma y tiza

*Esta columna publicada en La Tercera (Chile).

Palacio de la Paz, La Haya @Jeroen Bouman/ICJ

A medida que se acerca la fecha del fallo de la Corte Internacional de Justicia en el caso Perú-Chile, el tono negativo de las especulaciones respecto del resultado se acrecienta. Lejanos parecen los días de los alegatos, hace sólo un año, cuando todo el país, con sentimiento triunfal, pudo apreciar en vivo la formalidad y seriedad del funcionamiento de la Corte, la calidad de nuestros abogados defensores, el peso de sus argumentos jurídicos, y la copiosa evidencia factual que sustenta nuestra posición a través de varias décadas. En la frágil memoria colectiva, todo eso ha pasado al olvido, para dar paso al nerviosismo. Sigue leyendo